GUÍA DE PROCEDIMIENTO DE ENFERMERÍA EN LAVADO GÁSTRICO

GUÍA DE PROCEDIMIENTO DE ENFERMERÍA EN LAVADO GÁSTRICO

Hola profesionales de salud aquí les dejo esta GUÍA DE PROCEDIMIENTO DE ENFERMERÍA EN LAVADO GÁSTRICO que sera de muy buena fuente de información para ustedes.

El lavado gástrico es una técnica que permite vaciar el contenido del estomago para evitar que pase al resto del tubo digestivo y se adsorba.Para este procedimiento se introduce una sonda a través de la nariz y de la boca y se extiende a través del esófago hasta llegar al estomago este procedimiento se realiza únicamente en un centro de salud y con profesionales de salud especializado en el tema.

GUÍA DE PROCEDIMIENTO DE ENFERMERÍA EN LAVADO GÁSTRICO

GUÍA DE PROCEDIMIENTO DE ENFERMERÍA EN LAVADO GÁSTRICO

2. OBJETIVO:
En el caso de hemorragia digestiva alta
 Control de la hemorragia.
 Extracción de sangre y coágulos para evitar posible vómito con aspiración.
En la ingestión de tóxicos:
 Evacuación de la máxima dosis de tóxico ingerido.
 Evitar la absorción del tóxico.
 Evitar el paso de tóxico hacia el tránsito intestinal.
Otros casos:
 Obtener muestras de ácidos estomacales para pruebas diagnósticas.
 Disminución de la temperatura corporal en la hipertermia maligna.
 Descompresión de la cavidad gástrica para alivio del paciente.
3. MATERIALES Y EQUIPOS
 Sonda (levin) del número adecuado para el paciente.
 Solución salina
 Jeringa de 20 cc.
 Micropore – Esparadrapo.
 Riñonera.
 Guantes limpios.
 Frasco de drenaje, si se deja a libre drenaje.

5. CONSIDERACIONES GENERALES
 Elija la sonda adecuada para el paciente y el tipo de líquido a extraer.
 Sonar suavemente la nariz del usuario para evitar secreciones acumuladas que obstruyen la sonda.
 Valoración del estado del paciente: nivel de conciencia, estado respiratorio y circulatorio.
 Estabilización de las constantes vitales: asistencia respiratoria y canalización venosa si fuera preciso. Monitorización.
 Establecer las causas por las que se realiza la técnica: si es por ingestión de tóxicos interrogar a los padres o acompañantes para establecer el tipo de tóxico ingerido, la cantidad y el tiempo transcurrido, así se podrá valorar si existe una amenaza vital para el niño, y sólo en ese caso se realizará el lavado gástrico.
 Explicar al niño la técnica, si tiene edad para entender, para obtener mayor colaboración.

Técnica del lavado gástrico:
Se inicia una vez comprobada la correcta colocación de la sonda gástrica. Introducción de la cantidad apropiada de líquido (solución salina isotónica) a temperatura templada 37ºC , para evitar hipotermia. Los ciclos serán de 10-15 ml/ kg sin sobrepasar de 200 ml en el niño mayor.
Si la instilación del líquido se realiza por el sistema pasivo se clampará la rama de conexión a la bolsa de drenaje y se dejará infundir la bolsa de irrigación . Si el líquido se introduce mediante sistema activo, se infundirá directamente con la jeringa conectada a la sonda gástrica.
Masaje suave en la zona del epigastrio para facilitar la remoción de las sustancias a eliminar.
Aspiración suave del líquido instilado mediante jeringa (sistema activo) o drenaje por gravedad (cerrando la conexión a la bolsa de fluido y abriendo la bolsa de drenaje mediante sistema pasivo). Se puede usar también el método de sifón bajando la sonda por debajo del nivel del estómago del niño y dejándola refluir a un recipiente. La cantidad de líquido drenado ha de ser aproximadamente igual al líquido irrigado para evitar dilatación gástrica o el pase de tóxicos hacia duodeno.
La eficacia del lavado se puede complementar con la adición de soluciones especiales (carbón activado, catárticos, sustancias para el control del sangrado) si estuviera indicado.
Realizar los ciclos precisos hasta que el drenaje sea claro. En pediatría, la cantidad total aproximada suele ser entre 2-3 litros. Cantidades superiores pueden producir alteraciones hidroelectrolíticas y distensión gástrica.
Registro en la historia clínica de la técnica utilizada, tipo de sonda y balance de líquido irrigado/evacuado, características del drenaje e incidencias surgidas durante el procedimiento.
6. CONTRAINDICACIONES
 En recién nacidos y en caso de obstrucción nasal, introduzca la sonda vía oral
 En caso de desviación del tabique nasal, no forzar el paso de la sonda
7. RIESGOS
 Lesiones y/o hemorragia en las zonas de paso de la sonda gástrica: nasal, faríngea y laríngea.
 Complicaciones respiratorias provocadas por la utilización de lubricantes liposolubles (vaselina) que no se disuelven si la sonda entra accidentalmente en bronquios.
 Hemorragia conjuntival, en el caso de pacientes no colaboradores, por el esfuerzo, tos o vómitos.

Quienes desea tener el manual pueden acceder aquí.

GUÍA DE PROCEDIMIENTOS DE ENFERMERÍA EN LAVADO GASTRICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *